sábado, 8 de enero de 2011

piratas

 Imagen de nestortaylor retocada

Era un  motín o un abordaje, en un barco de piratas donde todas las piratas éramos mujeres, vestidas con faldas de vuelo, corpiños y blusas con volantes, pañuelos en la cabeza y unos colores preciosos.

Saltábamos del mástil a la cubierta o nos dábamos impulso con las cuerdas esquivando las velas y las faldas volaban vaporosas.

Entre el tumulto y la confusión yo no sabía muy bien contra quien luchaba, pero me tenía que esconder, quería no ser descubierta y me metí en un cajón lleno de botellas tapado con una cortina, cuando una de las piratas me descubre, no me queda más remedio que matarla y saco la espada flexible, que era entre espada y látigo y se la clavo directamente en el corazón.

Sin sangre, con elegancia, sin dolor y sin culpa.


19 comentarios:

  1. Me vino a la memoria esta canción de Serrat:


    Una de piratas

    (Joan Manuel Serrat)

    Todos los piratas tienen
    un temible bergantín,
    con diez cañones por banda
    y medio plano de un botín,
    que enterraron a la orilla
    de una playa en las Antillas.

    Todos los piratas tienen
    un lorito que habla en francés,
    al que relatan el glosario
    de una historia que no es
    la que cuentan del corsario.
    Ni tampoco lo contrario.

    Por un quítame esas pajas te pasan por la quilla.
    Pero en el fondo son unos sentimentales,
    que se graban en la piel
    a la reina del burdel
    y se la llevan puesta a recorrer los mares.

    Marchando una de piratas...
    Larga vida y gloria eterna.
    Para hincarles de rodillas
    hay que cortarles las piernas.

    Todos los piratas tienen
    atropellos que aclarar,
    deudas pendientes y asuntos
    de los que mejor no hablar.
    Se beben la vida de un trago
    y se ríen con descaro.

    Hasta que un día, temblando
    en la popa de un velero,
    la encuentran, y traicionando
    la ley del filibustero,
    no reclaman el rescate
    y rehuyen el combate.

    Cuando los piratas son hombres enamorados
    de una piel que huele a jazmines, rompen promesas
    con sus hermanos de ayer
    y huyen al amanecer
    rumbo a un puerto que aún no ha puesto precio a su cabeza.

    Marchando una de piratas...
    Nadie doblegó su espada
    y bastó una mujer hermosa
    para cortarles las alas.

    No hay historia de piratas
    que tenga un final feliz.
    Ni ellos ni la censura
    lo podían permitir.
    Por la espalda, en una esquina,
    gente a sueldo los asesina.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las historias de piratas y en sueño mucho más.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Claudia!
    Gracias por tu visita ya que de esta manera, me entró curiosidad y vine a conocerte.
    Me gustó tu historia!
    Te sigo y te enlazo así te tengo a mano!

    Estaré seguido por aquí.
    Ah, casi lo olvido: me gustó tu historia de piratas.
    Prometo seguir leyendo y venir a verte!

    Un beso o 2 !

    ResponderEliminar
  4. Si me van a matar que sea así con esa elegancia ( es broma, si me van a matar, me doy media vuelta y salgo corriendo, prefiero que digan: "Por allá corrió una cobarde" que "Aquí cayó una valiente")...Yo hace meses que no sueño, me voy a la cama y sólo pongo la cabeza en la almohada...se me van las horas y la mente en off.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu sueño. Me encantan los piratas. Son mis preferidos.

    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Mira que las cosas que se sueñan tan raras. Te defiendes bien Claudia. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Eso es darle al florete con garbo...y lo demás son tonterías.
    Con sueños así cualquiera eh?? Estaba J. Deep??
    Besos, Claudia.

    ResponderEliminar
  8. Hay de piratas a piratas, pero los (las) que propones, parecen ser de lo mejor.

    Sueños compartidos.

    ResponderEliminar
  9. Algo tiene que haber, seguro, de manifestación del subconsciente, pero sea lo que sea qué más da, eso de columpiarte entre las velas agarrado a una cuerda y con una falda vaporosa tiene que molar mucho, aunque sea un sueño. Al subconsciente que le den morcilla.

    ResponderEliminar
  10. al abordajeeeeee. menuda clase para matar como en las peliculas de los 60, que nunca había sangre y siempre caían de lado para taparse.


    un abrazo, claudia

    ResponderEliminar
  11. Estás que te sales, pareces Penélope Cruz, pero en guapo...me cae fatal...un sueño divertido y cruel a la vez

    ResponderEliminar
  12. Pues sí, mucho material que puedes recuperar cuando quieras. Pero como sueño me parece fantástico

    Besos, bucanera

    ResponderEliminar
  13. Qué piratas más glamurosas. Me gusta lo de la espada flexible y que se clave en el corazón, pero sin culpa (qué gran alivio), sin sangre (con lo mal que salen las manchas), con elegancia (no podía ser de otra manera)y sin dolor (y el contrincante tan agradecido).

    Besos

    ResponderEliminar
  14. y en la realidad, te atráen las historias de piratas? es un misterio esto de los sueños, que pena no poder grabarlos por completo, verdad?

    ResponderEliminar
  15. las historias de piratas tienen un punto de canalleo, de horizontes, de abordaje, de risas y ron...Buscar el tesoro con ellos es mejos que sacar la espada, aunque sea en sueños.

    ResponderEliminar
  16. nunca se sabe... igual cualquiér día vuelves a rescatar la historia y...

    biquiños,

    ResponderEliminar