jueves, 13 de enero de 2011

belleza felina



Era de una belleza insultante.

Una mezcla racial de rasgos escogidos, mirada felina, pero de felino cachorro, inocente.

Entró en el bar lleno de gente y parecía que sólo estaba ella, la música se transformó, se adaptó a sus movimientos.

Cuaquiera de los hombres que estaban allí y alguna mujer,  hubieran dado media vida por un zarpazo de ella.

Sólo cuando salió del bar, todos pudimos seguir con nuestras vidas.

Y yo preguntándome si tanta belleza era una suerte o una esclavitud.












24 comentarios:

  1. Me gusta esta microhistoria. No es una exclavitud, puede llegar a ser una barrera para que la gente se aproxime a ella...

    ResponderEliminar
  2. Ains... Pues yo he querido parecerme a ella por un ratito al menos!! :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Quien sabe, pero como molaría estar en su piel algún instante y saber lo que se siente.

    Cuando una es del montón, le gustaría paralizar así el tiempo alguna vez.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho como has descrito. He podido verla. Yo creo que es una belleza que lleva la esclavitud en sus pasos, ¿no?. Aunque me encantaría que me ocurriera un ratito.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. La belleza es tan relativa como la esclavitud que hagamos de ella.
    Besos, Claudia.

    ResponderEliminar
  6. "La música se adaptó a sus movimientos". Eso lo he visto alguna vez. Me sugiere un pantalón vaquero ajustado, con formas perfectas, dentro del que de pronto se embute la canción que hasta ese momento sonaba fría, falsa o gastada. La belleza genera torbellinos, y nada hay mejor que enredarse en ese torbellino.

    ResponderEliminar
  7. Buena pregunta. Otra: ¿Ahora que no se puede fumar las felinas seguirán yendo a los bares atraídas por el humo que ya no hay?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. En ete caso parece más esclavitud... porque si era tan llamativa como para que todos estuviesen pendientes es que ella potenciaba que se notara su belleza.
    Conozco una mujer que cuando se arregla y se viste según de que forma todas las cabezas se vuelven, sin embargo cuando va con la cara lavada, pelo recogido, zapatillas y camisa holgada, sólo reparan en ella los que se fijan, los que poseen radares para la belleza.
    [ y desde luego está muchísimo más guapa en esa belleza cotidiana ]

    ResponderEliminar
  9. la belleza es algo relativo, pero algunas son indiscutibles...
    ...torturas para los que ven y para los que son

    un abrazo, claudia

    ResponderEliminar
  10. Comparto lo anterior: 100% esclavitud.

    ResponderEliminar
  11. Es que la belleza es tan subjetiva... Quién sabe que es lo mejor...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Es algo que no puedo responder: justamente no soy "bella"! (y no me importa, je!)

    Un beso o 2 !

    ResponderEliminar
  13. Que frases más bonitas Claudia!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Míralo de este modo: la belleza no la disfruta quien la ostenta sino quien puede tocarla, acariciarla y contemplarla. ¿Qué hace uno mismo con su propia belleza? Nada. Como mucho la entrega o la comparte con el resto del mundo.

    Besossss.

    ResponderEliminar
  15. no se puede afirmar tan categóricamente que es 100% esclavitud o 100%belleza...Para tí fue belleza, no? pues eso es lo que cuenta...además y sin saberlo propició que escriberas esta micro historia.un beso

    ResponderEliminar
  16. Siempre me he preguntado que se sentirá siendo guapa. Besos.

    ResponderEliminar
  17. A mí me pasa cuando veo estas chicas tan arregladas y que andan que se van a romper que pienso que me dan pena, porque es mucho sacrificio estar todo el día mirándose en el espejo para estar tan perfecta, me gusta la gente natural.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Creo que sería bueno que tomaras una foto.

    ResponderEliminar
  19. Caminar y dar vuelta cabezas es una sensación que no he experimentado nunca, sería maravilloso ser esa belleza... pero como bien han dicho antes que yo, un ratito. O ponerle un botón de on/off.

    Saludos, me ha gustado tu blog.

    ResponderEliminar
  20. Pues las dos cosas, no hay cara sin cruz, claro que ¿quién se queda con la cruz pudiendo escoger la cara, más en este caso que la cara es bellisima?
    Buena entrada.

    ResponderEliminar
  21. pues todo depende para qué, la verdad, aunque así de buenas a primeras te diría que ya lleva mucho ganado porque no hay que olvidar que una belleza así cautiva y a la hora de escoger... no hay duda.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  22. Me cuesta mucho imaginarme en esa situación, pero supongo que no poder pasar nunca desapercibida tiene mucho que ver con un tipo de esclavitud.
    El texto me gustó mucho

    Besos

    ResponderEliminar