viernes, 1 de marzo de 2013

momentos

©laudia



Hay un momento en el que siento miedo. Es un momento corto, pero noto que es un miedo profundo, como de caer en un abismo.

Es ese instante en el que despiertas y vuelves a la realidad y el yo se recompone y coge el valor para andar otro día más. Cuando se siente la soledad y la desnudez y un montón de peso que arrastrar.

Luego el día transcurre normalmente, vivo, amo, río, lloro, me enternezco, a ratos me siento completa, me indigno, protesto, me aguanto, me canso, vivo. Pero hay un momento del día, en que siento que no puedo.



14 comentarios:

  1. Yo también, y siento algo feo en el estómago, un miedo inexplicable. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El "momento" es la manera que tenemos de detener el tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Cuando tengas miedo conviértete en pájaro y dile a Dios que lo que vuela son las montañas y no las nubes.

    abrz.

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que sólo es un momento, aunque sé que hay momentos que duran una eternidad... Nos pasa a todos, querida, así que, tranquila.
    Beso fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Por fortuna es sólo uno... persistente eso sí.

    Que no gane el momento, si no tú.

    bss!!! again

    ResponderEliminar
  6. El miedo paraliza. A veces, años atrás viví paralizada por el miedo pero luego, después de convivir con él muchos años, supe que nada de lo que pudiera hacer para quedarse serviría si yo no le daba asilo...y lo eché...hoy en día no siento miedo hacia nada, ni hacia nadie.
    Excelente!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. ains, Claudia, yo creo que eso nos pasa a casi todos... el miedo es algo innato... hay que aceptarlo como algo natural y no asustarse... que no es tan facil, oye, lo sé... porque lo más normal es que en ese momento, nos asustemos, nos asustemos mucho.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  8. Es algo normal, amiga... Nada grave... Es que a veces, por un instante, tomamos conciencia, y entonces el miedo viene... Pero es algo normal, amiga... Nada grave

    ResponderEliminar
  9. Ese miedo me resulta muy familiar.
    Por desgracia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. agarramos la m, la mordemos, no nos la tragamos, la escupimos
    ( ) iedo iedo iedo, se repite hasta que no signifique nada, llega un o ento te juro que llega un o ento que se te pasa aquello que olestaba en esa parte, dentro.

    ResponderEliminar
  11. Creo que eso nos pasa a todos, el problema es la duraciónn de esos momentos...

    Abrazo, me llegó al alma, besos.

    ResponderEliminar
  12. Si te pasa a menudo, ten cuidado, porque puede ser peligroso. Lo sé por experiencia.
    Si sólo es de vez en cuando, es normal.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  13. Sin embargo yo siempre digo que afortunadamente esos momentos pasan. Nadie dijo que la felicidad fuera permanente. Por esa misma regla de tres, las desgracias tampoco:)

    ResponderEliminar